consejos del equipo médico

Alergia al polen

Alergia al polen

By: | Tags: , | Comments: 0 | abril 6th, 2018

Alergia al polen

El polen es una partícula reproductora que emiten los órganos florales masculinos para fecundar a las flores femeninas y así comenzar la formación del fruto. Durante el periodo de polinización, una sola planta produce miles de granos de pólenes, que no se ven a simple vista. Con el viento, el polen circula en el aire alcanzando grandes distancias y con la lluvia, el nivel de pólenes en suspensión desciende, aunque posteriormente puede alcanzar niveles más altos.

 

Las enfermedades causadas por alergia a pólenes son: conjuntivitis, rinitis y asma. También puede producir ronchas en la piel (urticaria).
Hay 8 millones de alérgicos al polen en España que se enfrentan a una primavera con diferente intensidad según la zona donde residan.

 

 

La gradación de la intensidad de polinización se clasifica según la concentración de granos de polen por metro cúbico de aire.

A mayor concentración de granos por metro cúbico de aire, más probabilidad de experimentar síntomas alérgicos y más intensos, aunque existe una cierta variabilidad según la susceptibilidad individual de cada persona.

Polinizacion

El tipo de planta que más alergia al polen causa en España y en toda Europa es el de las gramíneas, las “malas hierbas”. Crecen en los bordes de las carreteras, campos de cultivo, descampados, praderas. Tienen un elevado potencial alergénico y una extensa distribución vegetal. Su periodo de polinización es muy amplio debido a que dentro de la gran diversidad de sus especies, cada una cuenta con su particular periodo de floración. La sensibilización a gramíneas abunda en prácticamente toda la península, a excepción del litoral Mediterráneo, donde predomina la Parietaria (una maleza). El árbol más alergénico que existe es el olivo, en el sur de España, en aquellas áreas con extensas superficies de olivares, tales como Jaén, Córdoba o Granada.

alergia al polen

Cuando hablamos de alergia normalmente lo relacionamos con primavera, pero la polinosis también aparece en invierno. Finales de enero, febrero y principios de marzo son los meses en los que se producen más alergias provocadas por los pólenes de cupresáceas (especialmente arizónicas). Es importante no confundir sus síntomas con los del catarro típico invernal. El polen, por tanto, puede producir síntomas de alergia durante todo el año.

Alergias al polen vegetacion

La contaminación ambiental puede favorecer la acción lesiva del polen y el aumento de los síntomas de la alergia. Las partículas diésel, con tamaños de 1 μm, se adhieren a los pequeños granos de polen que actúan como transportadores de partículas dentro del árbol respiratorio. Por efecto tóxico directo dañan la mucosa del tracto respiratorio y dan lugar a una inflamación local que facilita la entrada de los alérgenos. Aumentan la reactividad bronquial en personas con predisposición al asma.
Todo paciente alérgico a pólenes debe conocer a cuales es alérgico, así como las fechas en las que su concentración atmosférica alcanza niveles significativos. El diagnóstico lo realiza el alergólogo mediante una sencilla prueba, no dolorosa y que ofrece resultados inmediatos, en 15 minutos.

Alergia al polen

 

Durante este periodo se recomienda mantener una serie de Medidas Preventivas:
Como medida general, deberá evitar la estancia prolongada y la actividad física innecesaria en parques, jardines y zonas de arbolado, intentando permanecer el mayor tiempo posible en interiores limpios, sobre todo cuando haya mucho viento. Evitar las salidas al campo y las actividades al aire libre en días “pico”. Consultar los niveles de polen a través de aplicaciones móviles avaladas por la SEAIC o en la web www.polenes.com
Mantener habitualmente cerradas las ventanas de su dormitorio, excepto en el momento de ventilarlo. Es recomendable ventilar la habitación a mediodía y por poco tiempo. Las ventanas por la noche deben permanecer cerradas.
En caso de viajar en automóvil mantener las ventanillas cerradas para evitar el impacto del aire sobre la cara. Los filtros que incorpora el sistema de aire acondicionado pueden ayudar a impedir que el polen penetre en el habitáculo. No cortar el césped ni podar en días de alta polinización. No auto medicarse. Consultar al alergólogo para instaurar un tratamiento integral enfocado a tratar la causa de su alergia.

recomendaciones para alergicos al polen

Cómo se espera esta primavera 2018?
Durante el mes de febrero, comienza la temporada de alergias, especialmente a ciertos pólenes de árboles como los cipreses. Las previsiones en alergias a plataneros y cipreses esta primavera 2018 se espera que sea fuerte.

Debido a la escasa pluviosidad se espera una polinosis pobre en gramíneas para mayo y junio aunque puede variar si la primavera es muy húmeda. Ya ha pasado otros años que ha habido poca pluviosidad en otoño invierno pero luego ha habido tanta pluviosidad en abril que hace que las alergias de gramíneas en la primavera sea fuerte como ocurrió en 2016.
Sea invierno o verano, el polen está en el ambiente, por lo que ¡no te confíes y sigue nuestros consejos para que la alergia no te pare!

 

Si necesita mas información, o desea realizar otra consulta sobre Alergias, no dude en ponerse en contacto con nuestra alergóloga la Dra. Alicia Suarez

Leave a Reply