consejos del equipo médico

cirrosis

cirrosis hepática

By: | Tags: , , | Comments: 0 | marzo 23rd, 2018

Cirrosis Hepática

¿Qué es la cirrosis hepática?

Podemos hacer una similitud con una herida en la piel, lo que nos facilitará entender lo que pretendemos explicar. Cuando sufrimos una herida en la piel, ésta cura y el resultado es una cicatriz, que no es mas que tejido fibroso que intenta reparar el daño producido. Con el hígado ocurre lo mismo. Cuando el hígado se inflama y sufre una lesión, éste intenta reparar dicho daño dejando una cicatriz, es decir, tejido fibroso. A medida que la inflamación se mantiene, progresa también dicha fibrosis hasta llegar a un punto en el cual, ésta es tanta y las células se encuentran tan dañadas que el hígado comienza a tener dificultades para ejercer su función. Es entonces cuando podemos decir que existe una cirrosis hepática.

Cirrosis

 

¿Es lo mismo una hepatitis que una cirrosis hepática?

No. Una hepatitis es un daño agudo sobre el hígado, es decir, en un momento dado, pero que una vez cesa el daño, el hígado recupera completamente su función. Es por tanto un proceso reversible. En una cirrosis el hígado no lleva a cabo su función adecuadamente porque sus células han quedado sustituidas en gran medida por tejido fibroso resultante de una inflamación mantenida y al igual que una cicatriz, no desaparece.

 

¿Cómo se manifiesta una cirrosis?

La cirrosis hepática se manifiesta a través de signos, síntomas y alteraciones analíticas relacionadas con la función del hígado en sí y con la obstrucción al paso de la sangre a su través debido a la fibrosis, apareciendo así un aumento de la presión en la vena que transporta esa sangre, la vena Porta. A dicho fenómeno se le denomina hipertensión portal.

 

Complicaciones relacionadas con la función:

–       Encefalopatía hepática: Como resultado de no poder purificar el amonio de la sangre, llevando a estados de afectación en la función cerebral.

–       Alteraciones de la coagulación: Debido a la incapacidad del hígado de generar proteínas que están involucradas en la coagulación, ésta se ve afectada.

–       Disminución de los niveles de proteína en sangre ya que el hígado no es capaz de generarlas.

–       Elevación de los niveles de bilirrubina como traducción inmediata de que el hígado, órgano capaz de gestionarla en el cuerpo, falla en su función.

 

Complicaciones relacionadas con la hipertensión portal:

–       Hemorragia digestiva secundario a la dilatación y rotura de varices en el esófago y el estómago principalmente.

–       Ascitis: Aparicion de líquido libre en el abdomen.

–       Peritonitis bacteriana espontanea: definiéndose así a la infección del liquido libre anteriormente descrito (ascitis).

–       Edemas periféricos, principalmente en miembros inferiores.

–       Síndrome hepatorrenal: debido a un daño secundario en los riñones a consecuencia de la hipertensión portal.

  

¿A consecuencia de qué se genera una cirrosis?

Las causas mas comunes son:

–       Consumo de alcohol en grado tóxico

–       Infeccion crónica por VHB

–       Infección crónica por VHC

–       Esteatosis hepática

Otras causas menos comunes son:

Enfermedad de Wilson

Hemocromatosis

Deficit de alfa 1 antitripsina

Hepatitis autoinmune

Cirrosis biliar primaria

Colangitis esclerosante primaria

Otras enfermedades genéticas raras.

 

¿Un hígado con cirrosis se puede regenerar?

En principio no. En algunos estudios  se ha observado que algunos pacientes en estadios muy iniciales han presentado mejoría parcial, lo que les permite al menos seguir viviendo. Generalmente se debe considerar el trasplante hepático como el único tratamiento efectivo y que ofrece la curación total.

 Si necesita mas información, o desea realizar cualquier otra consulta, no dude en ponerse en contacto con nuestro digestologo el Dr. Nestor Aleman

Leave a Reply