consejos del equipo médico

Habitos saludables

Como recuperar los habitos saludables

By: | Tags: , | Comments: 0 | enero 11th, 2018

Como recuperar los hábitos después de los excesos navideños

Comenzamos nuevo año y con ello llegan los buenos propósitos, y entre ellos, el bajar peso es uno de los más deseados.

Llega el momento de recuperar las rutinas, los hábitos, y sobre todo, dejar de comer sin control.

Cuando comienza el año, comienzas las prisas y gran parte de la población comienza a buscar remedios rápidos para bajar de peso. Error, en nutrición las prisas no funcionan. Y basar nuestros objetivos en el peso, tampoco.

Si realmente funcionaran las dietas milagro o las pastillas ¿Todos estaríamos flacos, no creéis?

El comienzo de cada año es una excelente oportunidad para comenzar aquello que queremos, tenemos que aprovechar ilusión que nos invade al comenzar!

En realidad, debemos de huir de las dietas milagro o batidos. En su lugar, debemos perseguir y comenzar la creación  buenos hábitos. Aquellos que hagan que comencemos a hacer cosas, dar pequeños pasos hacia una vida más saludable dónde el objetivo no sea hacer una dieta para perder peso, el verdadero objetivo debería ser conseguir un estilo de vida saludable.

Y cuando hablamos de vida saludable no sólo nos debemos limitar a comer sano, además, incorporar el ejercicio como base de nuestras vida es prioritario. Tanto como esforzarnos por disminuir el estrés diario, dormir suficiente, fomentar nuestra vida social y sobre todo, dedicar la mayor parte del tiempo de nuestros días a hacer cosas que nos hagan sentir bien.

¿Queréis unos cuantos consejos para comenzar una vida saludable?

¡Comenzamos!

1) Compra saludable

Con algo tan básico como la compra, puede significar un gran cambio en nuestra forma de comer. A veces, no es necesario dejar de comer, lo único que necesitamos es comprar lo adecuado para comer sano. La próxima vez que vayas al super procura que en tu carro haya más de aquellos productos considerados como saludables (carne, pescado, huevos, legumbres, frutas, verduras, hortalizas), y elimina o reduce lo máximo que puedas todos aquellos que vayan en paquetes de colores o que contengan más de 4 ingredientes en su etiqueta.

2) Crea tu diario saludable semanal

Muchos profesionales recomiendan que durante una semana llevemos el control de todo lo que comemos a lo largo del día. Sí ya lo has hecho alguna vez, comprobarás que muchas veces hacemos compras innecesarias y tiramos el dinero. Llevar un registro de todo lo que comemos a lo largo de una semana nos ayuda a identificar qué alimentos son los que estamos comiendo en más cantidades y dando prioridad en nuestro día a día.

3) Elige cuando hacer la compra

Seguramente habrás notado que cuando vas a hacer la compra con el estómago vacío terminas comprando muchas cosas que no pensabas o que al final terminas tirando a la basura más tarde. Estudios demuestran que ir al supermercado con más de cuatro horas de ayuno influye en la elección de los alimentos y favorece la adquisición de productos asociados a una mala dieta. Por esta razón, al igual que planeas que comer, planea el cuándo comprarlo.

4) El peso es solo un número,  no una realidad

 Hay que saber que la perdida de grasa (digo grasa y no peso) NO es lineal, es decir, que perdamos 1 kilo la primera semana de dieta, no quiere decir que el resto de semanas perdamos la misma cantidad de grasa, de hecho, lo normal es que incluso algunas semanas no bajemos nada de grasa y luego perdamos la semana siguiente. Esto se debe a que nuestro cuerpo se adapta a la nueva ingesta de calorías, como mecanismo de defensa para evitar seguir perdiendo grasa (si, esa bonita relación amor-odio que tenemos con nuestro cuerpo).

Una gran parte de la población que está a dieta cree que la mejor forma de saber si está cumpliendo el objetivo es a través  de la báscula. Sin embargo esta no es la mejor opción, y mucho menos esta:

¿Por qué no es un método válido?

El peso corporal varía dependiendo del momento en el que nos pesemos, oscilando en torno a 1.5kg si nos pesamos en ayunas o a la noche, ya que en el segundo momento hemos ingerido bebidas y alimentos. Aun así, la ropa también suma en torno a 1kg. Es decir, que nuestro peso puede variar 2.5kg dependiendo de cómo y cuándo nos pesemos. Por otro lado, en la gente que comienza podemos observar como ganan masa muscular y pierden grasa de forma simultánea, manteniendo el mismo peso pero con mucho menos volumen, por lo que a la hora de pesarse “en teoría” estarán igual que cuando comenzaron, pero con un físico mucho mejor. Por eso, evita obsesionarte con las pesas y haz caso a tu espejo.

Para terminar, desearos un estupendo año, lleno de sueños cumplidos y de nuevos hábitos saludables! Y el profundo deseo que nunca más tengáis que comenzar una dieta….. señal de que habréis iniciado un nuevo estilo de vida!

Hacer de cada día una oportunidad para comenzar de nuevo, y de cada comienzo un cambio  hacia una mejor calidad de vida….

Para todos aquellos que de verdad estéis interesados en cambiar hábitos y comenzar a cuidar vuestra salud, podéis contar conmigo Maria Jose Tenedor

 

Imagen principal: Freepik

 

Leave a Reply